Bases Ambientales para la Sostenibilidad Alimentaria Local( BASAL)

El proyecto “Bases Ambientales para la sostenibilidad alimentaria local” ( BASAL) tiene como objetivo identificar y reducir las vulnerabilidades relacionadas con el cambio climático en el sector agrícola a nivel local.

En Cuba las principales afectaciones en la actividad agrepecuaria responden a la incidencia de sequías- cada vez más frecuentes e intensas- y la ocurrencia de fuertes lluvias, el aumento de la temperatura mínima del aire, que incrementa la incidencia de plagas y enfermedades, así como el aumento del nivel del mar, responsable de la salinización de las aguas subterráneas y el suelo agrícola, tanto como de inundaciones en algunas zonas costeras.

BASAL considera estas amenazas y otros factores que limitan actualmente la producción nacional de alimentos básicos, para responder a un tema de máxima prioridad para Cuba: garantizar la sostenibilidad a largo plazo de su agricultura frente a los impactos del cambio climático.

Liderado por la Agencia de Medio Ambiente (AMA) del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (CITMA), acompañada por el Ministerio de la Agricultura (MINAG), el proyecto se implementa en los municipios de los Palacios, en Pinar del Río; Güira de Melena, en Artemisa y Jimagüayú, en Camagüey.

Estos territorios fueron seleccionados como áreas piloto de intervención por su grado de especialización y/ o peso relativo en producciones priorizadas por el país y por presentar afectaciones significativas en cuanto a degradación ambiental.

Su alcance llegará también a otros 30 territorios, donde se compartirán conocimientos, metodologías, herramientas y lecciones replicables para enfrentar los desafíos del cambio climático.

Los principales protagonistas de BASAL son los productores, extensionistas, personal técnico y profesional de organismos sectoriales y de centros académicos y de investigación, así como decisores a nivel local y nacional.

Se esperan obtener tres resultados principales, encaminados a la gestión, ya sea, de buenas prácticas agrícolas para la adaptación al cambio climático, como de la información y el conocimiento, y de herramientas para la toma de decisiones y la planificación.

En los años 2014 y 2015 se concentrará el mayor volumen de ejecución de las tareas técnicas del proyecto, por lo que serán también los de mayor ejecución financiera. A partir de los resultados de los diagnósticos se priorizarán las acciones dirigidas a:

1-Promoción de la producción y aplicación de abonos verdes y tecnologías ecológicas para la estimulación del crecimiento vegetal y el control de plagas y enfermedades.

2-Redimensionamiento de los campos y conformación de diques rectos permanentes para el incremento de la eficiencia de aplicación del agua en las terrazas.

3-Rectificación y mantenimiento de la red de canales de riego y drenaje.

4-Fortalecimiento de las capacidades locales para la implementación adecuada de las labores de nivelación, alisamiento, preparación de suelo, siembra, fertilización, fumigación, cosecha y transportación  en áreas piloto seleccionadas, favoreciendo el cambio hacia tecnologías de aplicación terrestre.

5-Promoción de la diversificación de la producción a partir de medidas como la rotación con otros granos, crías de patos y peces, entre otras.

6-Fortalecimiento de las capacidades de la UCTB Los Palacios(INCA) para la producción de semillas original, básica y registrada de arroz, así como otros granos que se emplearán en áreas del proyecto, con características adecuadas a las condiciones climáticas previstas.

7-Implementación de acciones a nivel de finca y empresa para la utilización de fuentes renovables de energía y a nivel de empresa y municipio para mejorar la gestión de la energía.