Aplicación de un enfoque regional al manejo de áreas costeras y marinas protegidas en los Archipiélagos del Sur de Cuba

Financiado por el Fondo para el Medio Ambiente Mundial (GEF), y ejecutado por el Centro Nacional de Áreas Protegidas de Cuba, de conjunto con un grupo de instituciones científicas y otras entidades, el proyecto “Aplicación de un enfoque regional al manejo de áreas costeras y marinas protegidas en los Archipiélagos del Sur de Cuba” entró en vigor el 30 de septiembre de 2010.

 Tiene como objetivo contribuir a la conservación de la biodiversidad marina en Cuba, considerada de importancia global e incrementar la cobertura de ecosistemas prioritarios (arrecifes coralinos, pastos marinos y manglares) en áreas marinas protegidas y en áreas de manejo asociadas, incluyendo paisajes productivos terrestres y marinos.

El área de trabajo abarca extensos ecosistemas de manglar, pastos marinos y arrecifes de coral, así como más de 1000 cayos, que sostienen poblaciones de varios vertebrados terrestres endémicos; desde la Reserva Ecológica Los Pretiles, al norte de Pinar del Río, hasta el Refugio de Fauna El Macío, al sur de Granma, e incluye un total de 26 áreas marinas protegidas.

Los valores ecológicos y de protección de especies marinas de la zona cubana del nuevo proyecto favorecen la protección y reproducción de numerosas especies de peces, moluscos y otras de animales y vegetales, cuyos beneficios son compartidos por Estados Unidos, las Bahamas y otras naciones del área.

De las 21 áreas cubanas que utiliza la fauna marina como sitio de reproducción, 13 están situadas en el área del proyecto.

Resultados del Proyecto en Pinar del Río:

1-Elaboración y presentación del expediente del Parque Nacional Guanahacabibes como primera área de Cuba que se incorpora al Protocolo relativo a las Áreas y a la Flora y Fauna Silvestres especialmente protegidas (Protocolo SPAW).

2-Se lograron datos que enriquecieron la Ordenación Forestal de las áreas.

3-Validación de datos sobre especies como manatí, aves, tortugas, iguana, cocodrilo y del ecosistema manglar, arrecifes coralinos, especies de la flora y la fauna en vegetación de costa arenosa, que se tuvieron en cuenta en el Plan de Manejo y Operativo.

4-Presentación de expedientes para declaración de ZBREUP.

5-Colocación de boyas en el Parque Nacional Guanahacabibes y Parque Nacional Cayos de San Felipe, para la señalización de límites y áreas de amarre en las áreas.

6-Se estudió la geología y geomorfología de las áreas APRM Península de Guanahacabibes, RE Los Pretiles y RFM San Ubaldo Sabanalamar para el Plan de Manejo de cada área y Plan Operativo.